Las criptomonedas están disponibles inicialmente en los Países Bajos, Bélgica, España e Irlanda. Esperamos ampliar nuestro alcance en el futuro para que más usuarios de toda Europa puedan invertir en criptodivisas.