Las acciones fraccionarias te permiten invertir en una compañía sin tener que comprar toda la acción. Esto resulta especialmente útil cuando el precio de la acción es muy alto como para comprar una acción completa. Por ejemplo, puedes comprar la mitad o un cuarto de la acción; lo que hace que esa compañía sea más accesible.  A su vez, te permiten construir un portafolio más diversificado.

 

¿Cómo funciona?

 

Las acciones fraccionarias te permiten invertir en una compañía sin tener que comprar toda la acción. Esto resulta especialmente útil cuando el precio de la acción es muy alto como para comprar una acción completa. Por ejemplo, puedes comprar la mitad o un cuarto de la acción; lo que hace que esa compañía sea más accesible.  A su vez, te permiten construir un portafolio más diversificado.